miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Cómo dejo de repetirle todo tantas veces?

Repito a mi hijo 2000 veces las cosas y termino siempre chillando. ¿Qué hago?
 
Explicación: ¿Imagina que alguien te exige infinitas veces que hagas algo que no quieres hacer? ¿Qué emoción aparecería en ti? Muy probablemente te enfadarías, un poquito más cada vez que te lo volviesen a decir. Cada vez más terco, más ira y menos respetuoso. No solo no realizarías lo que te están pidiendo sino que responderías de mala forma.

Al igual que ocurriría con nosotros mismos, los adultos, repetir a los menores las indicaciones varias veces no va a conseguir que lo haga, ni nos va a respetar más ni va a ser más obediente, probablemente justo obtengamos lo contrario. Desde la primera vez ellos escuchan lo que decimos y saben responder adecuadamente, el problema es que no siempre quieren hacerlo, no les apetece o lo quieren posponer porque lo que hacen en ese momento es más interesante para ellos.

En algunas ocasiones cuando trasmitimos ordenes o damos pautas, los menores están tan ensimismados con lo que hacen que no nos escuchan. En esos momentos podemos acercarnos y directamente mirándoles a los ojos les damos las instrucciones que pretendíamos dar. Ellos te entienden, te escuchan y saben lo que tienen que hacer.

Pero, ¿qué ocurre si deciden no hacerlo? Cuando insistimos y repetimos todo mil veces, se cansan, se aburren, se irritan. Esto genera ansiedad e ira, emociones que van a dar lugar a consecuencias contraproducentes. Si repito cuatro veces cada orden, el niño se acostumbran a responder a la cuarta orden, si repito 2000 veces una indicación, hasta que llegue la vez 2000 no responderá.

Los menores aprenden por asociación, prueban y estiran todas sus posibilidades y cuando las conocen responden con forme a sus alternativas. Es una simple relación directa, peligrosa y de la que tenemos que estar muy atentos para no confundirnos.

Objetivo: Conseguir que mi hijo responda a mis indicaciones sin dar lugar a enfadarnos.

Estrategia:
  1. Analizo como me afecta a mí como padre que me repitan las ordenes. ¿Qué emoción sentirías?, ¿qué pensamientos aparecerían en mí?, ¿cómo reaccionaría si me ocurriese? Escribe la reflexión en un papel.
  2. Decido cuentas veces como máximo voy a repetir cada indicación. Recomendamos no superar las 3 veces.
  3. Pienso cuál o cuáles serán las consecuencias si no responde a la tercera orden. Recuerda que ha de ser una actividad que pierde como; bajamos 10 minutos más tarde al parque o una actividad extra no agradable como fregar la terraza.
  4. Hablo con mi hijo. Le hablo de la reflexión de forma que le transmita mi nueva forma de proceder desde esa misma conversación.

ALGUNAS PAUTAS
  • Le trasmito mis sentimientos. Le explico que estoy cansado de repetir mil veces cada instrucción. Le reconozco que soy un pesado, que es normal que se canse y que incluso es lógico que no me haga caso si sabe perfectamente que lo repetiré 2000 veces.
  • Empatizo. Le trasmito que entiendo perfectamente que se ponga nervioso y enfadado cuando no paro de repetir. Acepto que, a veces, está haciendo actividades mucho más interesantes que las instrucciones que le pido, le pongo ejemplos de situaciones en las que ocurre. “Se que cuando te llamo a cenar y estás jugando o whatsappeando te fastidia dejarlo y venir pero la cena se enfría. Yo me he esforzado para hacerla y todos te estamos esperando, no es justo para nosotros. ¿Lo entiendes verdad?”.
  • Alcanzo un acuerdo. Como padre te vas a responsabilizar de no repetir más de tres veces cada instrucción y vas a trasmitir a tu hijo que si a la tercera no responde directamente deberá respetar su consecuencia. Para que lo entienda le puedes poner ejemplos. “Hijo cuando te mande a lavar los dientes lo haré tres veces, si no respondes a la tercera, ya no repetiré una cuarta para no aburrirte y enfadarte pero deberás cumplir con la consecuencia que te diga en ese momento”.
  • Refuerzo. Puedes premiar que responda a la primera, todos sabemos que es un reto, pero es posible. Cada vez que cumpla la orden a la primera se la contamos. Juntos podéis establecer que cuando consiga x número de veces seguidas será premiado. Ejemplo: "Cuando consigas responder a la primera 5 veces tendrás 10 minutos de cosquillas o 15 minutos más para tu tiempo de ocio". 

miércoles, 11 de octubre de 2017

Hijito pollito de Marta Zafrilla

- Título: Hijito Pollito
- Autor e ilustrador: Marta Zafrilla e ilustraciones de  Nora Hilb.
- Edad recomendada: De 4 a 7 años.
- Puedes encontrarlo en: Cuento de luz.
- Precio orientativo: 14,90€.
- ¿Por qué quiero que mi hijo lo lea?: Porque es una canto a la diversidad y una forma preciosa de explicar la adopción.
- ¿Por qué querrá leerlo tu hijo?: Porque les encantan las ilustraciones, es breve y muy atractivo.
Una gata adopta un pequeño pollito. Un cuento que aborda la diversidad desde el sentido del humor y que sensibiliza sobre el derecho del niño a tener una familia basada en un amor que sobrepase el color de la piel, las diferencias y las fronteras. Perfecto para abordar el tema de la adopción.
Hijito Pollito es uno de los libros que nos encanta usar y recomendar como uno de los primeros pasos para explicar la adopción a niños muy pequeños. Nos ayuda con esa primera preguntas de los chicos, sea para los propios niños adoptantes, como para sus hermanos o compañeros de clase o parque.
El cuento, a lo largo de sus 32 páginas, narra la historia de una gata que que decide cuidar de un huevo, del que su madre gallina, no puede ocuparse bien. Poco a poco, ese pollito comienza a entender que él no es igual que el resto de sus hermanos ni otros gatitos pero que eso no es ni bueno ni malo. Es. Incluso llega a ser divertido. 

Para los más pequeños, como para nosotros, no siempre es fácil asumir las diferencias con naturalidad y, hablar de ellas y explicarlas como son es el primer paso para ello. Un buen comienzo en la normalización de esas diferencias y las adopciones.

¿Cómo trabajar el libro?
Sabemos de la complejidad de tratar y normalizar las adopciones. Cada niño, cada familia, tiene sus tiempos y necesidades y es necesario considerarlas en cada momento. Aún con ello, entendemos que normalizar el proceso de adopción y dejar claro que lo realmente importante es el amor que sentimos entre nosotros es básico y, libros como Hijito Pollito ayudan en este proceso desde edades muy tempranas.
Leedlo juntos, responde y normaliza sus dudas. A veces sus dudas surgen muy pronto y, tener la seguridad de que sus padres van a estar y ayudar siempre que lo necesite, es lo más importante.

Si quieres ver más reseñas realizadas por Educar sin varita mágica pincha aquí.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Aprender a escuchar


La educación es la habilidad de escuchar casi cualquier cosa sin perder tu calma o tu autoestima.
Robert Frost
Como educadores estamos muy centrados en que nuestros chicos aprendan a leer, a escribir o a memorizar. Llega incluso a obsesionarnos estos puntos. No cabe duda de la importancia de estas y otras muchas destrezas pero olvidamos una que es incluso más importante. Es aquella que nos permite socializarnos con éxito, ser querido, sentirnos parte de un grupo, nos hace más efectivos, facilita la búsqueda y mantenimiento de empleo y que, cuando lo hacemos de forma correcta, nos proporciona un notable bienestar tanto a uno mismo como a quienes nos rodean. Esta destreza es saber ESCUCHAR.

Escuchar es casi un arte. Requiere saber cuando hablar, saber que escuchar y que oír, necesita que escuchemos a los demás pero también lo que nosotros mismos nos decimos. Algunas estadísticas afirman que solo escuchamos, de media, un 25%, de lo que el resto nos dice. Las estadísticas de cuanto nos escuchamos a nosotros mismos no existen pero seguro que asustarían igualmente.

Existen una serie de dificultades por las que nos cuesta escuchar:
  • Tenemos prejuicios. Creemos saber lo que la gente va a decir antes de que hable y perdemos el interés.
  • Nos puede la egolatría y no queremos más que oír lo que nosotros tenemos que decir.
  • En ocasiones carecemos de empatía para oír realmente lo que alguien quiere decirnos.
  • Falta la concentración necesaria. Sea por ruido, por estar pensando en otras cosas o por hacer dos cosas a la vez (por ejemplo estar con el móvil o ver la TV mientras conversamos).

¿Cómo podemos mejorar nuestras habilidades como oyente?
  • El primer paso es cambiar egoísmo por empatía. A todos nos gusta que nos escuchen pero pocos escuchan. Necesitamos ser justos. Escuchar con la misma atención e interés con el que queremos que nos escuchen a nosotros.
  • Cuando hables deja el móvil, apaga la TV o la radio, pospón otros pensamientos que ocupen tu mente. En definitiva, céntrate en esa persona y esa conversación. Es lo justo.
  • Se asertivo. Deberemos respetar y hacer respetar nuestro espacio a la vez que respetamos y hacemos respetar el de los demás. Es decir, tengo el mismo derecho a expresarme que tiene el resto.
  • No vale con estar atento, debemos demostrarlo. Cuantas veces nos han dicho que nos escuchaban pero al no parecerlo nos han desesperado. Mira a los ojos, asiente, sonríe, cuida tu lenguaje corporal... 
  • Haz sentir bien a la persona que está en frente. No significa ser sumisos o dar la razón aunque estemos en desacuerdo. Comparte tu opinión, tus sentimientos, ofrece un punto de vista sincero y respetuoso, no interrumpas, sé lo agradable que puedas, etc.
  • No temas el silencio. Sabemos que puede resultar incómodo en ocasiones pero, como bien dijo Borges, "No hables a menos que puedas mejorar el silencio". Practica esos silencios y no les temas porque pueden llegar a ser un gran aliado.

RECURSO EXTERNO.

martes, 3 de octubre de 2017

La Salud Mental: Una carrera de fondo | Logroño, octubre 2017

Éste próximo sábado 7 de octubre, celebramos la 3ª edición de La salud mental: una carrera de fondo. Se trata una carrera organizada por ARFES (Asociación Riojana de Familiares y Enfermos Psíquicos) conmemorando el Día Mundial de la Salud Mental.

Se trata de un rato en familia, divertido, solidario, deportivo. Un plan perfecto para una mañana de sábado.

DATOS
  • Inscripción: Podéis inscribiros hasta las 10.00 del mismo día en el propio Parque de La Ribera o, previamente, en los establecimientos asociados (ARFES, Santos Ochoa, Ferrer Sport Center, Bar Mauleón 2 y Polideportivo de la Universidad de La Rioja).
  • Dónde: En el Parque de La Ribera de Logroño (La Rioja), a la altura del estanque.
  • Precio: Donativo de 5 euros para ARFES. Incluye una camiseta técnica y una bolsa con obsequios.
  • Quienes: Todos, divididos en dos categorías (hasta 13 años y a partir de 14 años).
  • Cuando: La carrera infantil, hasta los 13 años, de 1.500 metros, comenzará a las 11.00. La carrera popular, a partir de 14 años, de 5 km, comenzará a las 11.30.
  • El aliciente: un preñado para todos los participantes.

¡ANIMAROS! LA CAUSA Y VUESTRO CUERPAZO BIEN LO MERECEN

miércoles, 27 de septiembre de 2017

¿Cómo y dónde ir al monte con niños? | Consejos para padres


Tenemos la clara impresión de que cuando un niño sube una montaña o pasea por un prado, baja de ella más listo, más humano, mejor. Muchos estudios van en esta dirección. Cuanto más cerca estemos de la naturaleza más armónicos, reflexivos y respetuosos tendemos a ser.
Antes de seguir te proponemos un pequeño vídeo (duración 1'20''. VOSE):


En un estudio realizado con más de 10.000 niños de todo el mundo de edades comprendidas entre los 5 y 12 años, se constató una triste realidad. Los presos de las cárceles americanas disfrutan de unas insuficientes dos horas diarias de contacto con el sol. Es verdad que el vídeo es parte de una campaña de detergente, pero también lo es que se trata de un estudio real comandado por una persona tan respetada como Sir Ken Robinson.

¿Por qué es tan bueno que mi hijo vaya al monte?
Ir al monte, pasear, encontrarse con la naturaleza es una experiencia que suele fascinar a los más peques. Todo es nuevo, diferente, con estímulos por cada rincón. Está claro que, cuando a los padres les encanta el monte, esta actividad es una paso lógico que no hace falta animar a dar pero, ¿qué pasa con aquellos que no suelen ir o no les gusta?
Creemos que lo ideal es probar. Tratar de disfrutar con una actividad genial para todos y hacerlo en familia o con amigos. La recomendación y casi insistencia radica en los beneficios que creemos que puede aportar a todos pero, especialmente, a los más pequeños. Es decimos algunas de las principales ventajas de este tipo de actividades para los más pequeños.
  • Mejoran su desarrollo motor y cognitivo (más listos y hábiles).
  • Mejora su salud. Aire más sano, ejercicio físico, reduce la obesidad.
  • Autonomía. Aprenden a valerse por si mismos.
  • Favorece su creatividad y capacidad de razonamiento.
  • Reduce el estrés.
  • Duermen mejor. 
  • Mejora sus habilidades sociales y comunicativas.
  • Calma el exceso de energía propio de los pequeños, especialmente interesante en casos de TDAH, a quienes nosotros solemos recomendar mucho deporte y actividades de éste tipo.
  • Mejora de sus umbrales de frustración, aburrimiento o paciencia.
  • Adquieren valores como el respeto, la solidaridad o el trabajo en equipo.
  • Mejora su capacidad de concentración.
  • Adquieren una mayor sensación de seguridad y confianza.
  • Fortalece su sistema inmunológico.
Pero todos estos datos no son nada, lo que realmente importa es que sonríen mucho más, tanto durante como después de ir.

Si crees que es una buena opción pero tienes algunas dudas, intentamos aclararlas a continuación. Cualquier otra que pueda surgir, escríbenos o déjanos un comentario.

¿Cómo lo llevo al monte si no tengo tiempo o no me gusta?
Existen organizaciones que llevan a los menores al monte los fines de semana. Cuéntanos las que conozcas en los comentarios, puesto que pueden servir a la gente. En alguno colegios los propios padres realizan estas salidas organizadamente y turnando sus responsabilidades.
Quizá tengas la suerte de conocer a alguien que suela ir con menores al campo o a la montaña. Pídele ir con él. Confía y sé valiente. Conocemos padres que hacen pequeños intercambios. Unas veces uno los lleva a la montaña, otros otro a baile, otras veces es otro el que los lleva a un picnic. Casi cualquier actividad vale para que tú hijo se relacione positivamente con otros chicos y con su entorno. Además puede servirte para tener un mínimo de tiempo para ti o para la pareja.
Eso sí, confía en la organización o en las personas con las que dejes a tu hijo. Le pueden pasar cosas, eso está claro, pero la mayoría serán cosas buenas, nada comparable a un pequeño chichón o una torcedura de tobillo.
Nos permitimos un consejo que, normalmente, no nos sienta muy bien pero creemos que, en la mayoría de casos la falta de tiempo es en realidad una cuestión de priorizar otros aspectos. Así que, podemos tratar de replantearnos ciertos momentos del fin de semana. Mucha gente piensa que, tras el cansancio de la semana, ir al monte es cansarte más. Hay una parte de verdad en eso, pero suele ser una cansancio muy diferente, una cansancio físico positivo. No dejes que la pereza hable por tí y prueba.

¿Y si quiero pero no sé?
Hay opciones muy sencillas que te harán quitar el miedo. Comienza por paseos "domingueros". Por ejemplo, en Logroño dar la vuelta a la Grajera o subir al monte Cantabria. Cosas muy sencillas y cortas.
El siguiente nivel pueden ser vías verdes, senderos de GR o rutas variadas en general que nos puedan recomendar o encontrar en Internet (por ejemplo en Wikiloc).
Combínalo con opciones que seguro encantarán a los más pequeños. Puede ser una poza, un río, búsqueda de animales, paseo nocturno con frontales, con algún amigo o familiar invitado, prepara una ruta de orientación... Cualquier excusa es perfecta.

Pero, ¿no es muy peligroso o demasiado pequeño?
Todo tiene sus riesgos y pueden pasarle cosas, como en el parque de tú ciudad o en la propia casa. Eso sí, el riesgo es menor comparado con los enorme beneficios que puede proporcionarnos a todos.
Respecto a la edad solo debemos considerar que el esfuerzo sea proporcional a sus capacidades. Existen paseos preparados para niños que acaben de aprender a caminar o grandes rutas a explorar, a partir de ahí es elegir y crear.

¿Es caro?, ¿qué necesito?
El precio del transporte o de la cuota de inscripción en caso de que recurráis a clubes. No hay que complicarse con la ropa. Simplemente que vaya cómodo, nada más. Por supuesto hay ropa y calzado especializado que incrementaría el presupuesto pero nada imprescindible.

¡Déjate de excusas. Coge una mochila, un bocata y ATRÉVETE!

sábado, 23 de septiembre de 2017

Libros y artículos recomendados para Altas Capacidades

Aquí os dejamos algunos materiales que nos parecen de interés.
Cualquier aporte o sugerencia será bienvenida. Dejadnos un comentario abajo.
 
QUIZÁ TE INTERESE...
http://educarsinvaritamagica.blogspot.com.es/p/talleres.html

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Ficha de lectura para alumnos

Leer, leer y leer. Pocas cosas aportan más a los más pequeños (y a no tan pequeños). Pero, ¿por qué es bueno leer?
Para trabajar la lectura en clase, motivarles, permitirles disfrutar con la lectura, os propusimos hace tiempo el carnet de lector (ver aquí la entrada y descargar el carnet para imprimir) y las normas del buen lector. Ambas las usamos para clase, pero también para que la uséis los propios padres en casa.

Además del mero placer de leer y aprender creemos que, también, cabe fomentar otras cosas. La capacidad de resumir, de comprender lo leído o de sintetizar. Por ello, al finalizar cada libro entregamos una ficha a nuestros alumnos para que, además de trabajar lo anterior, tengan una base de datos de los libros que han leído. Es un buen recordatorio. Pero no solo eso, entre ellos se recomiendan nuevas lecturas y, además de lo hablado, el resumen, datos básicos y la calificación que le ponen (de 1 a 5 estrellas), ayuda a que sus compañeros seleccionen mejor su siguiente proyecto.

Os dejamos la ficha de lectura en formato imprimible para que, quien quiera, la utilice.


QUIZÁ TE INTERESE...